Perdonar, ¿Te da miedo?

¿Qué diferencia hay entre el cerebro y la mente? ¿El miedo y el temor son lo mismo?

Empecemos por decir que cerebro y mente no son la misma cosa, la diferencia está en que el cerebro es el órgano, lo físico, lo tangible y la mente es una función del cerebro, que a través de la cual pensamos, imaginamos, creamos, analizamos, etc. es decir es lo intangible. Si habláramos en términos de computación existe el  hardware (cerebro), lo físico, lo tangible, lo visible y el sofware (la mente), lo intangible.

El principal objetivo del cerebro es mantenernos vivos, la principal función de la mente es protegernos y es por medio de está última, que surge el miedo.

El miedo es un mecanismo de defensa, es una alerta, hacia los cambios, hacia lo nuevo.

Mucho se habla del miedo, que si es malo, que si es negativo y cosas por el estilo.

Primero no hay que olvidar que el miedo es una emoción auténtica en el ser humano, clasificamos el miedo en dos categorías:

1) El inculcado, es aquel que nos transmiten y heredan desde niños, ejemplo: el miedo a la obscuridad y el famoso miedo al “coco”.

2) El adquirido, es el que registramos en base a nuestras experiencias personales, ejemplo: te mordió un perro, hoy hay miedo a los perros.

Pero el único miedo auténtico es el miedo a lo desconocido, a lo nuevo.

El miedo es físico, es un sentimiento, una emoción, te invade, te secuestra y te pone en acción, el temor es mental y genera dudas, prejuicios, limites.

Tomando en cuenta éste punto, mi pregunta es, al perdonar ¿a qué le temes?

A fallarte a la promesa de “Esto no lo voy a perdonar nunca”, ¿piensas que te veras como una persona débil, sin convicciones, sin decisiones firmes?

Mira, vamos por partes, primero, muchas veces nos inculcan un se fuerte en nuestros sentimientos y nos hacen creer que no podemos fallar a esa educación, no puedes quedar mal con los demás, nos enseñan, ¡El hambre te tira, pero el orgullo te levanta!

Y el fallar a los demás es un miedo a fracasar, ¿Tienes miedo a fracasar?, recuerda quien no fracasa es por que ni siquiera lo ha intentado. Además déjame te digo que el miedo al fracaso no es real, existe solo en nuestra mente, existe solo en quien lo cree, no le puedes temer a lo que ya conoces, y permiteme contarte esto, tus resentimientos, tus odios y rencores vienen por un fracaso, por no llegar o no lograr algo que te propusiste, piénsalo bien y te darás cuenta que hay mucha razón en esto que acabo de decir, como lo he mencionado anteriormente responsabilizate de tus actos, de tus sentimientos y emociones y asume las consecuencias.

El miedo al fracaso, no es otra cosa que el miedo a no complacer, a no quedar bien con otras personas, y reflexionó ¿De qué se trata la vida, de complacer a los demás o de darme gusto, placer, plenitud a mi mismo?

Estamos en un constante temor al que dirán, al temor de tomar una decisión, como lo es el perdonar, nos sentimos entre la espada y la pared, pero analiza, el temor es un estimulo  que a veces nos paraliza y no permite pensar libremente, y constantemente impide hacer cambios positivos en nuestra vida.

 

Realmente el miedo, el temor es al cambio, a lo nuevo, al éxito,¡sí!, conocemos el fracaso, la derrota, el sufrimiento, pero en muchas ocasiones no conocemos la libertad, la felicidad, la plenitud y de alguna manera creemos no saber manejar una situación o condición nueva en nuestra vida.

Como conclusión muy personal te puedo decir que el miedo a lo desconocido no es tan malo como lo pintan, finalmente siempre estamos en un constante cambio, enfrentándonos a situaciones nuevas, lo preocupante es el pánico que mostramos ante el cambio, ante lo nuevo, el pánico que nos da el ser dueño de nuestra vida y manejarla libremente, sin ataduras con una plena y determinante convicción, firme de que lo que yo hago , lo hago con la certeza de estoy haciendo lo mejor para mi, ese pánico si que es el verdadero enemigo a vencer. ¿No lo crees así?

Espero tus comentarios al artículo que acabas de leer, me interesa saber de tus experiencias para llegar a una mejor forma de vivir.

Por siempre tu amigo

Alejandro Sánchez

Compartelo en:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Publicado en manejo de emociones y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *